La emancipación del bueno

Qué horrible es querer hacer algo bueno. Qué horrible es tener la intención. Qué horrible es pedir permiso, y acatar una prohibición a pesar de los esfuerzos.

Qué horrible es sentir. Qué horrible es tener compasión. Qué horrible es querer ayudar, y no poder hacer nada al respecto.

Qué horrible es insistir. Qué horrible es perder el tiempo. Qué horrible es saber que mis intentos, no valen nada por el momento.

Succión

Alimentándome del recuerdo, pasé días y noches intentando escribir, por momentos pensaba que era normal, que cualquier escritor podía pasar por esto. Pero esto era algo distinto, no era un simple vacío existencial, no era algo que de la noche a la mañana, con terapia o voluntad, alguien podía superar.

Continue reading “Succión”