La emancipación del bueno

Qué horrible es querer hacer algo bueno. Qué horrible es tener la intención. Qué horrible es pedir permiso, y acatar una prohibición a pesar de los esfuerzos.

Qué horrible es sentir. Qué horrible es tener compasión. Qué horrible es querer ayudar, y no poder hacer nada al respecto.

Qué horrible es insistir. Qué horrible es perder el tiempo. Qué horrible es saber que mis intentos, no valen nada por el momento.

Published by nautilano

Me gustan las artes y las ciencias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: