No desesperes, muchacho,
eres joven y ambicioso,
con metas claras y reales

Ten cuidado con los charcos,
pues un resbalón aparatoso
puede arruinar tus ideales

No muestres tu soledad,
que a casi nadie le interesa,
porque de caminar en la tempestad,
la mayoría no tiene experiencia

No te sientas mal
al ver a otros en el mar,
mientras tú estás en la playa
deseando poder nadar

Deja que los demás se diviertan,
que disfruten de las estrellas,
pues tú no eres cualquier astronauta,
a ti te interesa sólo una cometa

En las noches las miras en el cielo
pensando en cómo hacer para tenerlas,
mientras a los demás les es fácil,
a ti te parece una odisea

Pero hay una cometa que te roba el sueño,
que a diario piensas en tenerla
y que parece tan lejana e imposible
como cualquiera de las estrellas

En el fondo sabes que no estás listo,
que por ahora no la alcanzarías
ni con el mejor cohete o tecnología,
por eso ahora sólo te queda mejorar,
y su belleza con mucho amor admirar.