Odiada por algunos,
que creen tener derecho
a juzgar tus nubes oscuras
y tus rayos inoportunos

Solo te quieren cuando les conviene,
cuando prefieren evadir deberes
y permanecer en la cama casi inertes

Pero cuando tienen algún plan,
y tú tan inocente intervienes,
de inmediato te maldicen
creyendo que algún poder tienen

Hay días en que te resientes,
viendo de lejos cómo tu amigo sol se divierte,
castigándonos sin piedad
por criticarte sin cesar

Es ahí cuando te extañan,
cuando tu ausencia sienten,
y no desean otra cosa más
que volver a verte

No les hagas caso, lluvia,
eres perfecta tal y como eres,
a veces tímida,
a veces muy fuerte

Ignora a los que no te quieren,
déjalos que renieguen,
ellos son sólo invasores del planeta,
tú eres parte de ella

Incomprendida eres,
porque nadie te valora hasta que no te tiene,
no saben la importancia de tus gotas
ni la comodidad de tus sombras

Pero aunque no lo creas, lluvia,
eres amada por muchos,
los románticos y sensibles,
los sabios y los tristes,
por niños buscando un charco,
y por un caballito agotado.