Que la gente no le importa,
y que ella nunca siente

Que no ama,
se divierte,
y solo actúa
sin ser consciente

Que su mirada es vacía,
y su habla siempre fría

Que solo piensa en ella misma
y que suele ser egoísta

Pero así es la gente,
habla tonterías,
como es frecuente

Siempre ignorando
lo que puede estar pasando
en la vida
de cada ser humano

Lo que no saben de ella,
es que ama y siente
más que suficiente

Que cada noche ella,
mirando las estrellas,
le pide al universo
que la consuele

Que en su cama,
ya acostada,
ruega algún día
caer enamorada

Que muy pronto
alguien le muestre
que aún existe
gente decente

Que la vida,
a pesar de sus injusticias,
vale la pena vivirla,
y de la existencia del amor
por fin caer convencida

Que el universo le presente
un buen hombre que sí siente,
que con un abrazo
él entienda
todo lo que ella
ha pasado

Que por fin alguien valiente
se atreva a ignorar,
sin titubear y contradecirse,
todo lo que de Jocelyn se dice.