Felicidad, es lo que todos buscamos, pero no nos damos cuenta que es algo que nunca vamos a obtener.

Todos sabemos que lo material no nos garantiza la felicidad, muchos famosos lo tienen todo, dinero, mansiones, y aún así algunos terminan acabando sus problemas depresivos con el suicidio. Los vocalistas de Audioslave y Linkin Park son un ejemplo, pero no solo músicos, actores o deportistas famosos tienen problemas, todos los seres humanos en absoluto.

Pero es así, la vida es dura y hermosa a la vez. Está llena de momentos que nos causan tristeza y de otros que nos llena de felicidad, por lo tanto la tristeza y felicidad tienen algo en común: es temporal, son solo pedazos de momentos.

Cuando tienes una linda familia, un trabajo cómodo y vives en una ciudad tranquila puedes pensar ¿qué más puedo pedir?. En ese momento te sientes contento, no feliz, feliz no lo seremos nunca.

¿Por qué? 

Para explicarte la razón, debo explicarte mi propia opinión del por qué  nunca voy a ser feliz.

Imagínate que mañana tengo que presentar un trabajo, hacer una gran exposición, y estoy seguro que va a ser así porque he estudiado y me he esforzado. Cuando el profesor me entregue mi nota y vea que es la más alta del salón me sentiré contento, ¿verdad? ¿cómo no estarlo?

Ahora imagínate que hoy mismo cumplo mi sueño de ser presidente de mi país, y cuando ya tenga puesta la banda presidencial, mis padres, mi esposa y mis amigos estarán muy orgullosos y contentos, ¿no es así?

En ambos casos me sentiré contento, feliz no, porque en el camino a casa, con mi buena nota en mano por mi exposición, recordaré que hay gente sufriendo en Venezuela. Cuando esté en la casa presidencial, mientras en todos los noticieros se habla de mi toma de mando, yo recordaré que hay personas siendo torturadas por el Estado Islámico. ¿Cómo puedo celebrar o decir que me siento feliz cuando sé de las cosas terribles que pasan en el mundo?  Ahora mismo, en este preciso instante mientras lees esto, hay alguien muriéndose de hambre, hay otro gritando de dolor por una horrible enfermedad, o un perrito agonizando después de haber sido atropellado por un camión. Incluso al escribir esto y recordar todo lo demás me pongo un poco sensible.

¿He dejado claro mi punto? Básicamente, solo puedes ser feliz si no te importa nada, si eres ajeno a las cosas terribles que pasan en el mundo, si solo te preocupas en tu bienestar y en la de tu círculo social y familiar. Yo, particularmente, no voy a ser feliz nunca.